Etimología

La palabra Paita, proviene de Payta, con “y” griega, y esta a su vez del vocablo ancestral Tayta, que en la cultura Inca significa: Dios, Padre, Amo y Señor.
Este término que adquiere la ciudad, se origina por el monte místico Cerro Azul, fuente de energía natural, donde los viajeros y pobladores de Colán eran testigos de constantes señales divinas, y hasta la actualidad los habitantes de las caletas La Islilla y La Tortuga continúan observando luces misteriosas en el cerro y relatan que han desaparecido muchas personas por los llamados “encantos del Cerro Azul de Paita”.
Paita, fue un lugar elegido por Tayta (Dios), para impartir conocimientos y enseñanzas a algunos pobladores; con el pasar del tiempo al aposento sagrado donde se decía descendía siempre desde el cielo Tayta y sus siervos, los invasores españoles lo tildaron como “La Silla del Diablo”, porque consideraban una blasfemia a sus creencias religiosas, las cuales impusieron a los incas de Colán, Tayta y Amotaxe; ignorando que el Tayta Wiracocha que era para los incas el supremo Dios Creador, equivaldría para algunos al “Dios Yahvé ó Jehová”. Las capullanas se originan en Colán, en donde también existían reconocidos personajes por su alto poder espiritual, su santuario fue sometido por los españoles, edificando en el mismo lugar la primera iglesia en Sudamérica.

El nombre Payta, representa a una nación ancestral que existió también en la época Pre-Inca; en la época colonial llevó el nombre su líder o cacique, hasta su último dueño y gobernante que fue el cacique José de Payta. (Lo encontramos en el archivo Regional de Piura como secretario para elegir al Presidente del Perú en el año 1822).

El paleontólogo Edgar Herning (1960) recolectó vestigios en 1978 considerando a este grupo cultural muy evolucionado, informando que desde hace 9000 años ya existían los pueblos primitivos de la Costa como Colán, Tayta y Amotape.

El obispo de Trujillo Martínez de Compañón en 1783 demuestra que los incas de Tayta tenían su propio idioma, y nos alcanza palabras castellanas que se traducían: Shi (sol), Sha (luna), Ni (mar).

La palabra Payta, se promociona con “y” griega, tras ser fundada por los españoles el 30 de abril de 1532, convirtiéndose en el puerto mas famoso del Pacífico, el Primer Puerto del Perú y la madre tierra de la región, durante la época colonial.
La palabra Paita, con “i” latina se promueve en la época republicana, tras ser creada como provincia el 30 de abril de 18888; sin embargo aun se observa la frase “El bienestar de Payta es mi mayor anhelo” con “y” griega, en un documento enviado a la municipalidad en 18888 por el congresista por Paita, Miguel Grau, que por su riqueza espiritual, es llamado el caballero de los mares, el peruano del milenio e hijo inmortal de Paita.
En resumen, por su privilegiada geografía, su encanto turístico natural, la Luna de Paita y el Sol de Colan, sus riquezas, personajes y su misticismo, Paita es “la ciudad de Dios”.
Nota.
- Existen otras versiones etimológicas de la palabra Payta, de historiadores que opinan sin fundamentos, desorientando a la comunidad virtual, y atentando a la verdad y a la cultura.

- Según un explorador Alemán, sostiene que el Cerro Azul de Paita, ha sido escenario del fondo del mar, y que durante el Imperio Inca, este ha sido un segundo imperio, que tiene muchos tesoros Incaicos encerrados y sepultados. Por tal motivo, los paiteños deben supervisar siempre las excavaciones que realiza la minera Andalucita, velar por este patrimonio patentado en nuestra bandera como símbolo de Paita, y fomentar el turismo de aventura al Cerro Azul de Tayta, porque posee fuerzas y maravillas extraordinarias.